“Aracnefobia”, de Celia Añó Espí

Repetimos editorial y proyecto. LiterUp es una editorial a la que, cada día que pasa, cojo más cariño y al Proyecto Válidas lo apoyo desde el momento que lo descubrí, por la importancia de su existencia. Con tres reseñas de este proyecto a la espalda, os traigo la cuarta. Y no, no será la última.

Debería ser madrina del proyecto, porque a este paso me hago con todas, como los Pokémon. Oh, espera, ¡que ya se puede!

Pregunté a uno de los mandamases (saludos a mi CompiTaza) de esta editorial tan cercana y amigable si no tenían un pack con todas las novelettes, pues solo tengo Legado de plumas (Marina Tena) en físico y las otras tres que he leído las tengo en formato digital. Me dijo que no, pero se puso a ello y… ¡Tachán! Aquí os dejo el link del pack de novelettes. De nada.

Ahora, después del espacio publicitario que he hecho tan desinteresadamente*, vayamos a lo que acontece.

Como he dicho en otras ocasiones, el Proyecto Válidas trata de dar visibilidad y protagonismo a personas con enfermedades incapacitantes y demostrarnos que pueden ser los protagonistas de una historia, sea la enfermedad que sea. Así todos, da igual nuestra condición, podemos ser protagonistas de una historia.

Aracnefobia era un título que llevaba tiempo llamando mi atención, pero nunca me había atrevido a leerlo porque pensaba que iban a salir muchas arañas y les tengo un miedo horrible.

Ahora me he dado cuenta de que soy aracnofóbica, pero no Aracnefóbica. 42770844._SX318_

Aracnefobia, de Celia Añó Espí.

  • 158 páginas.
  • Editorial: LiterUp.
  • Precio: 6€ libro físico; 1,50€ formato digital.
  • Género: Suspense, terror.

 

SINOPSIS:

¿Qué ha sucedido entre Aracne, la refinada hija de la Viuda de Armeló, y Adrien, el encargado de protegerla? Quizás Aracne no le echó un ojo como debía a su sirviente. Quizás Adrien no tuvo mucha mano al tratar con esa chica caprichosa. Pero aunque se detestan, parece que por fin se han puesto de acuerdo en algo: matar al otro.

La novelette de Celia pude leerla gracias a una Lectura Conjunta que organizó LiterUp junto con Marina Tena. Y he de decir que el proceso de esta lectura conjunta fue súper divertido, por la cantidad de hipótesis y preguntas que teníamos. Fue una semana llena de conjeturas, risas y teorías cada vez más enmarañadas. Al final de la lectura, Celia hizo acto de presencia para responder nuestras dudas y que, por fin, pudiéramos dormir tranquilos. Gracias por ayudarnos a desenmarañar nuestras mentes.

Aracnefobia es el perfecto ejemplo de historia bien hilada. Con una distribución de capítulos no lineales, puede antojarse ambiciosa y liosa al mismo tiempo, pero Celia ha sabido resolverse con soltura y lograr su objetivo: que veamos que Aracne puede ser el villano de la historia de Adrien y viceversa. Las descripciones de la novelette, tanto de los espacios como de los personajes son maravillosas, Celia tiene cierta soltura a la hora de describir y te engaña en ciertas situaciones en las que vemos cuando no deberíamos ver.

Los personajes principales son muy opuestos, para que así empatices solo con uno de ellos e, inevitablemente, conviertas en villano al otro. Aracne es caprichosa, maleducada y ruidosa, mientras que Adrien es obediente, bondadoso y muy, pero que muy silencioso, pero aun así logras empatizar con Aracne, si te lo propones, a lo largo de la historia. Los otros personajes apenas tienen desarrollo, quizá por la extensión de la novelette o porque Celia así lo quería. Me hubiera gustado saber más sobre la Viuda y conocer cómo es su personalidad más allá de lo poco que se deja ver. De hecho, antes de publicar Aracnefobia, Celia autopublicó un relato llamado “Un cuento deshilachado” (2018), donde se nos cuenta un poquito sobre el pasado de Adrien y su relación con la Viuda, con la intención de que podamos entender mejor al personaje. Pero, sinceramente, yo añadí unas cuantas dudas más a las que ya tenía.

Aracnefobia es una novelette que requiere una relectura. Como he dicho antes, está estructurada en orden no-lineal y, al finalizarla, te puede dar la sensación de que te has comido alguna parte. Ahí es donde entra esa relectura en orden lineal y cronológico, donde quizá consigas atar algunos cabos más y, si no es posible, siempre puedes preguntarle a la autora. ¡Normalicemos el feedback autor-lector!

Lo más interesante y divertido es que te inventes tus propias teorías y juegues a autocontestarte, que tires de ciertos hilos y de otros no. Déjate caer en las redes de esa maraña como todos los que hemos pasado por la mansión, donde algunos cuantos pares de ojos siempre parecen estar observándote.

 

¿Ya conocías Aracnefobia? ¿Y alguna novelette de Proyecto Válidas? Cuéntame en los comentarios.

Nos leemos.

 

Para comprar Aracnefobia: AQUÍ

Para descargar “Un cuento deshilachado”: AQUÍ

Otras reseñas del Proyecto Válidas:

Legado de plumas

El último de los thaûrim

Cuando recupere la esperanza (colaboración con Modus Leyendi)

 

*Esta publicidad NO está pagada por la editorial ni por ninguno de los autores de las novelettes. Es publicidad que, literalmente, hago de manera desinteresada, porque el proyecto y la editorial merecen mucho la pena y no quería privar a nadie de la oportunidad de obtener todas las novelettes de una y conocer sus historias.